En nuestro despacho, tenemos abogados que hablan español e inglés. Podemos responder a todas sus preguntas en cualquiera lengua prefiere usted.

No queremos ni le pedimos que llame por teléfono con un intérprete o alguien que hable inglés. Podemos hacer eso por usted, incluso jerga jurídica complicada, por teléfono a su conveniencia.

O, puede visitar nuestra oficina para discutir su situación cara a cara, si eso es su preferencia.